Actividades Interinstitucionales

Tanto en la participación en la Federación Uruguaya de Psicoterapia como en la Sociedad Internacional de investigación en Psicoterapia SPR o en proyectos compartidos (por ejemplo, con la Universidad del Bebé,  en Brasil) la institución está marcada por una profunda vocación por compartir espacios y desarrollos.  Vinicius de Moraes decía que la vida es el arte del encuentro y es, justamente, en este encuentro de sueños y proyectos con colegas que son muchas veces amigos y, otras tantas, entrañables maestros, que hemos avanzado en un camino que nos entusiasma y apasiona cada día más.

El encuentro sostenido con los colegas del interior, así como las no tan frecuentes pero intensas instancias de intercambio con quienes viven y trabajan en zonas lejanas, nos ayudan a profundizar nuestras reflexiones, revisar nuestras prácticas y ampliar nuestras percepciones y perspectivas.

La Federación Uruguaya de Psicoterapia ha sido, desde su fundación, el ámbito propicio para converger en lo mucho que las diferentes líneas e instituciones tienen de común y aprender a respetar en el terreno de las divergencias. Integrada por veinte instituciones dedicadas a la psicoterapia desde las más diversas perspectivas, quienes contribuimos a gestarla y dar sus primeros pasos, seguimos procurando proteger este espacio de desarrollo y aprendizaje para todos.

La Sociedad Internacional de Investigación en Psicoterapia SPR está vinculada a la esencia de nuestra institución en tanto pretende enseñar y desarrollar la psicoterapia como una disciplina científica con su estatuto propio. Nos enriquece un flujo permanente de investigaciones sobre resultados (“qué sirve para quién”, en palabras de Roth y Fonagy) y proceso (cómo funciona un proceso psicoterapéutico). El compromiso de quienes conducimos la institución con la investigación en psicoterapia se traduce en la producción de investigaciones propias sobre el proceso y los resultados de la modalidad terapéutica que proponemos. También hemos invitado a  supervisar nuestros planes de estudio o participar de nuestros libros  a figuras prominentes del mundo de la investigación en psicoterapia como Peter Fonagy, Horst Kächele, Otto Kernberg, Rolph Sandell y David Orlinsky.

Compartiendo el mismo compromiso con un espíritu científico y la propuesta de una psicoterapia aggiornada a las necesidades actuales de la población, tenemos un estrecho  vínculo con los grupos de clínicos e investigadores de la Universidad de Chile y la Universidad Católica de Chile, especialmente sus figuras centrales: Juan Pablo Jiménez y Guillermo de la Parra (quien es, además, actual presidente de SPR), junto a sus respectivos grupos de trabajo.

También unidos por el entusiasmo en una propuesta de abordajes focalizados que atiendan a la población en momentos cruciales de sus vidas, así como por el interés y compromiso con lo perinatal, la Universidad del Bebé, en Brasil, no sólo ha sido anfitriona de múltiples conferencias y jornadas, a las que han sido invitados nuestros docentes sino que comparte actualmente un proyecto de formación en Psicoterapia Focal Psicoanalítica en la ciudad de Pelotas, en Rio Grande do Sul.

En esta ciudad también hemos compartido espacios y contribuido a formar a diferentes generaciones de estudiantes y graduados en las disciplinas de la Terapia focal y la Intervención en Crisis en el ámbito de la Universidad Católica UCPEL.

En Argentina, hemos encontrado en el Centro de Estudios en Psicoterapias CEP, dirigido por el Dr Héctor Fiorini, no sólo un lugar para formarnos en psicoterapia focal durante nuestras primeras etapas como profesionales sino, más adelante, un espacio de asesoramiento y supervisión para, finalmente, participar como docentes en sus actividades de formación.

Surgiendo del espíritu original de un espacio abierto donde encontrarse y crecer, Agora Relacional en Madrid, España, es otra institución con la que mantenemos sostenidos lazos y afinidades, generando intercambios docentes.

También en Europa, mantenemos contactos con la Universidad Sigmund Freud, que se dedica exclusivamente a formar terapeutas como profesión de grado y es una verdadera “incubadora” de psicoterapia, formando a quienes van a introducir esta disciplina en países tan distantes como Malawi, Albania, Malasia o Irán.